La Peluquería ha sido una de las empresas seleccionadas por la UE por su sostenibilidad laboral y su capacidad de amoldarse a los nuevos tiempos mediante la transición hacia una economía verde o digital.